Haced una comida ligera como mínimo tres horas antes de iniciar el calentamiento. Nada de comidas copiosas, lo ideal es un primer plato, fruta y buena hidratación (agua o bebidas isotónicas).

Salid de casa con tiempo suficiente y recordar llevar el dorsal con el chip sin el cual no podréis participar, así que como mínimo intentar llegar una media hora antes del inicio aproximadamente. Si no lo hacéis así, llegaréis nerviosos y no tendréis tiempo suficiente para calentar.

Suele ser un día frío y debéis calentar antes de empezar. Bastará con un trote suave de unos 10 minutos, sin cansaros. Luego realizar estiramientos suaves tanto del tren superior como del inferior, sobre todo de los músculos que más intervienen en la carrera.

Salir de casa tal y como vais a correr no es bueno, ya que después de calentar es mejor salir a competir sin tener la ropa sudada. No os abriguéis demasiado para la carrera. Si vais a competir fuerte, serán suficientes un pantalón corto y una camiseta. Si vais a ir tranquilos y sois frioleros podéis correr de largo. Por supuesto ni se os ocurra estrenar zapatillas el día de la prueba, por el tema rozaduras. Y si hace mucho frío los guantes son una buena idea.

En la Salida mucho cuidado con las caídas, no os precipitéis. Dejad que se sitúen en la línea de salida aquellos que van a competir y quieren disputar la carrera. Colocaros en un lugar donde os encontréis cómodos. Vais a salir y llegar todos.

Cuando ya estéis en carrera, muchísimo cuidado con dejaros llevar por el entusiasmo del momento (ambiente, público, ganas de hacerlo bien). El objetivo final es llegar a meta y disfrutar lo máximo posible.